Skip to Content

Semana Santa en Cambados

Semana Santa en Cambados

Al estar Cambados dividido en tres partes, las procesiones y actos litúrgicos se reparten en estas tres zonas: Fefiñáns, Cambados y Santomé.

La Semana Santa cambadesa se remonta al tiempo de la fundación del Convento de los PP. Franciscanos en 1553. Dicho convento, en el centro de la villa, alberga en la actualidad la iglesia parroquial.

Comienzan las celebraciones de la Semana Santa con el culto solemne a Jesús de Medinaceli (Popularmente denominado "O Nazareno") en la capilla del antiguo hospital, el primer viernes del mes de marzo. Ese dia se celebran diversas misas, una de ellas cantada, y se sale en procesión al oscurecer.

La siguiente celebración es el Viernes de Dolores, y consta de un septenario a la Santísima Virgen de los Dolores. Ese día se celebra una misa cantada. La procesión sale el Domingo de Ramos por la tarde/noche, desfilando la imagen de la Virgen acompañada de la de San Juan.

El Domingo de Ramos los actos comienzan a las once y media de la mañana con la bendición de los ramos en la Plaza de Fefiñáns, seguida de la procesión de Jesús en su borriquita, recorriendo el casco histórico para recogerse en la iglesia parroquial y celebrarse una misa multitudinaria.

Lunes, martes y miércoles santos tienen lugar actos culturales, piadosos o penitenciales, como conciertos de música de cámara, actuaciones de corales polifónicas, rezos del vía crucis, confesiones o rezo del rosario, con gran afluencia de fieles.

El Jueves Santo se celebra en la iglesia de San Benito de Fefiñáns y en la capilla del Asilo Santomé la Santa misa, y el traslado del Santísimo al Monumento. El acto de Fefiñáns es el más antiguo de la zona, y en él se observa una antigua tradición, según la cual cada casa del pueblo aporta una vela a la procesión, llevando escrito el nombre de la familia. La vela se recoge por cada familia al final de la Semana Santa, y se conserva en casa como objeto protector ante posibles desgracias que pudieran sobrevenir a la familia.

En la iglesia parroquial se celebra la misa de la Institución de la Eucaristía, el Lavatorio y el Pregón del Mandato, así como el traslado del Santísimo Sacramento al Monumento, quedando expuesto a la adoración de los fieles. Estos son muy concurridos por personas de toda la comarca, y comienzan en Cambados a las siete de la tarde. Los de Fefiñáns y Santomé son a las seis. Ninguna de las iglesias cierra durante toda la noche, para que puedan ser visitadas en todo momento.

Sobre las nueve de la noche sale de Santomé la procesión del Ecce Homo, que recorre el casco histórico, ahora recuperando uno de los trazados originales de este cortejo, y finaliza en la iglesia parroquial. A esta procesión en Cambados se la conoce como la Procesión dos Caladiños. Al final del desfile comienza la predicación sobre el Ecce Homo. Y a las once de la noche se celebra la Hora Santa, dando comienzo a la Adoración Nocturna durante toda la noche, con diferentes turnos de adoración, también muy concurrida.

El Viernes Santo, a las nueve de la mañana, sale de la iglesia parroquial la procesión del Encuentro, saliendo las imágenes del Divino Nazareno, La Santísima Virgen de los Dolores, San Juan, Magdalena y la Verónica. Parten rumbo a la plaza de Alfredo Brañas, también conocida como Plaza del Encuentro, donde se desarrolla un auto sacramental en el que la figura del Nazareno se va encontrando con las diferentes imágenes, mientras un sacerdote predica sobre este acto. Finalizada la predicación, parte la procesión para finalizar en la iglesia de Fefiñáns.

Es costumbre popular que, finalizado este desfile, los cambadeses acudan a los diversos establecimientos de hostelería a degustar chocolate con churros.

A las doce en la iglesia parroquial se celebra el tradicional via crucis en el que participan todos los grupos de la parroquia.

Por la tarde, a las cinco, en dicha iglesia se celebra la liturgia propia del Viernes Santo y la Adoración de la Cruz. Sobre las siete o siete y media, en la iglesia de San Benito de Fefiñáns, se realiza el Desenclavo, otro auto sacramental cantado por una coral y la predicación por un sacerdote mientras se va bajando la imagen de Nuestro Señor. Terminado este acto sale la procesión de los hombres, en la que forman mayores y niños, portando los diversos estandartes las autoridades participantes. Desfilan las imágenes de san Juan, Magdalena, la Virgen de las Angustias, la urna del Santísimo Cristo Yacente, y la imagen de la Virgen de los Dolores, con traje de terciopelo negro y bordado al aire en azabache de una antigüedad de unos trescientos años. Todas las imágenes son antiquísimas, destacando la talla de la Virgen de las Angustias, procedente de un grupo escultórico del que lamentablemente se perdió gran parte, si bien en 2010 se recuperó la figura de Poncio Pilatos.

Esta procesión del Santo Entierro, después de recorrer las tres villas que forman Cambados, finaliza en la iglesia conventual de Santa Mariña, hoy iglesia parroquial.

De esta iglesia, sobre las diez y media de la noche, sale la procesión de la Santísima Virgen de las Soledad, sólo de mujeres. La talla es una imagen de vestir que luce un traje de terciopelo negro bordado en azabache, recientemente restaurado, que en su día fue donado por los señores del Pazo de Fefiñáns. Este cortejo discurre por el casco histórico y termina en la iglesia de Fefiñáns, con la predicación de un sacerdote. La imagen tiene su altar en esta iglesia.

 

 


 

Ver las procesiones en Cambados

 


 

Carteles Semana Santa

SS Cambados 2014
2014